Aug 05

buscar-trabajoFalta trabajo pero también falta bastante interés. Es raro encontrar una solicitud de empleo que despierte, tan siquiera, una pizca de intriga.

1. Preocúpate por la empresa a la que vas a acceder.

Buscar trabajo por Internet no es enviar chistes a tus colegas en cadena. Es un proceso personal y con cierta intimidad, donde hay que crear un vínculo persona-empresa. Procura que el email no parezca una plantilla viral que ya has enviado a otras 600 empresas. Escribe el nombre de la empresa, escribe el nombre del gerente, o de la persona que vaya a recibir el correo en su defecto, aporta datos exclusivos que hagan entender al destinatario que has perdido, al menos, 5 minutos en informarte de dónde enviabas tu información laboral. Y, por supuesto, no se te ocurra meter 20 correos de otras empresas en el mismo email.

2. Presenta un CV serio y elegante.

Si en el mundo del diseño gráfico es raro el día que veo un CV bien hecho, no me quiero imaginar en otros entornos. Si no sabes diseñar, no diseñes, si no tienes buen gusto, no inventes. Limítate a utilizar una plantilla elegante y tocarla lo menos posible. En un CV se resalta tu trayectoria, no el CV. No hace falta que sea llamativo, que tenga colorines o flores y estampados. Por favor, PDF. Los documentos DOC y similares se desconfiguran dependiendo del cliente que los abra. Un PDF y, a ser posible, con una ruta externa (tipo Dropbox). Adjuntar archivos en un email es añadir un % de riesgo a que el receptor lo meta en Spam o que pueda tener la bandeja sin espacio.

3. No rellenes tu CV con datos irrelevantes.

Si quieres ser diseñador gráfico, me importa un muy poco que hayas trabajado poniendo cervezas en el centro o llevando la contabilidad de la empresa local de tu padre. Es preferible ver una página de información interesante a cuatro páginas de forraje inútil. Si vas a poner una foto, asegúrate que transmite seriedad y compromiso. Menos es más.

4. ¿Por qué?

Los empresarios quieren ganar dinero, igual que tú. ¿Qué puedes hacer para que la persona que te vaya a contratar gane más dinero? Gente con ilusión, sociable, carnet e iniciativa las hay a miles. ¿Qué extra puedes aportar? Infórmate sobre la empresa a la que solicitas trabajo y averigua qué les hace especiales, en qué destacan y por qué piensas que tú serías un plus en esa cadena de trabajo. No hay nada que vuelva más receptivo a un empresario que escuchar halagos sobre su empresa / marca. Propicia una actitud receptiva, desde un principio, aportando puntos que te ilusionan de esa empresa.

Resumen

En definitiva, enviar un CV es venderte a ti mismo, es igual que vender un producto, es el mismo proceso. Debes generar una necesidad en la persona que pretendes que te contrate. Cada detalle es importante, el envoltorio, la marca eres tú. Si no inviertes diez minutos en investigar la empresa para la que vas a trabajar y acomodar tu propuesta en torno a ella, ¿qué esperas obtener a cambio?

Utiliza plataformas online como Infojobs, para mostrar tu experiencia y conocimientos, si no sabes cómo montar un CV en PDF con un diseño mínimo.

Envía el CV al gerente o al cargo más importante al que tengas acceso. Evita info@ y otras direcciones colapsadas.

 Personaliza la petición con el nombre de la empresa a la que te diriges y con el nombre de la persona a la que envías el email.

No metas información de relleno. Sólo experiencia y conocimientos relevantes. Leer información inútil sólo acelera el proceso de cerrar y borrar tu solicitud.

Comienza el email haciendo alusión a todos los puntos positivos que te han llamado la atención sobre la empresa a la que solicitas trabajo. Incentivarás una actitud abierta y más receptiva.

Comentar